de Atienza a Robredarcas

¿Dónde quieres ir hoy?

Sube a tu moto y disfruta de magníficas rutas visitando "Pueblo a Pueblo" la provincia de Guadalajara -España-

de Atienza a Robredarcas

Estamos ya a 4 de septiembre de 2016, y aprieta el calor como si estuviéramos en la fragua de Vulcano, así que de nuevo vamos a la Sierra Norte, aunque me parece que hoy no nos libramos del fuego…

Esta vez hemos quedado en la gasolinera del comienzo de la “carretera de Fontanar” (CM-101) cerca del puente del Rio Henares. Son las nueve de la mañana y ya calienta el sol. Partimos dirección Ronda norte para coger la A2 dirección Zaragoza aunque enseguida tomamos la salida nº 61 para enfilar por la CM-1003 dirección Jadraque.

Pasamos sin detenernos por unas cuantas poblaciones, cocretamente por Tórtola de Henares, Torre del Burgo, Hita, Casas de San Galindo y Miralrio, hasta llegar a Jadraque, con su imponente castillo (y no menos imponente cabrito asado, jeje…).

De camino, el paisaje de esta zona en esta época del año está cubierto del color beige-amarillento de los campos de trigo y cebada ya cosechados. El calor y la sequedad son los protagonistas de estas fechas.

Pero no nos detenemos en Jadraque, puesto que nuestra primera parada es Atienza, la antígua Tithía celtíbera que, como dice Juan Jesús Asenjo, “nació al amparo de la roca fuerte de su castillo”.

Destacamos en nuestra breve visita a Atienza, la Plaza de D. Bruno Pascual Ruilópez, antigua Plaza del Mercado (pura esencia Castellana), la Iglesia de San Juan Bautista del S.XVI, y por supuesto, su imponente castillo de espectacular estampa que se alza hacia el cielo y que parece emerger literalmente de la dura roca que lo sustenta.

Continuamos nuestra ruta de hoy por la CM-110 hacia nuestra próxima parada: Tordelloso. Allí nos encontramos con un simpático lugareño, ya octogenario, que con simpatía nos relató ser uno de los 25 habitantes del lugar y que “la semana que entra” celebraban las fiestas durante ¡nueve días!
“…asaremos dos corderos que el pastor cria especialmente para la ocasión. Estáis invitados…”

Nos despedimos de nuestro fugaz amigo, hacemos la foto en la puerta de la pequeña iglesia y continuamos ruta hacia Cañamares, donde nos espera el puente de piedra sobre el rio que da nombre al pueblo.

Nuestra ruta de hoy sigue hacia Albendiego, Condemios de Abajo, Condemios de Arriba y Aldeanueva de Atienza, todos ellos, pequeños y bonitos pueblos de la comarca de la Serranía de Guadalajara. A pesar de las altísimas temperaturas de este día (menos mal que no paramos de hidratarnos) la belleza de estas carreteras no pasa desapercibida y en cada parada comentamos cómo disfrutamos de cada tramo con los paisajes que nos vamos encontrando. Un buen ejemplo es el trayecto entre Los Condemios y El Ordial a su paso por el rio Pelagallinas. Los bosques de pinos y los bosques de hayas nos envuelven y aportan un aire cuyo olor a “limpio” se aprecia perfectamente desde la moto.

Nuestra siguiente parada es El Ordial y… ¡sorpresa! Nos encontramos con una “olma” esplendorosa. Es un milagro que haya podido salvarse de la nefasta plaga de grafiosis que desde hace décadas acabó con casi la totalidad de olmos en Castilla. Se ve que los habitantes de El Ordial la miman con esmero.

El tiempo pasa sin darnos cuenta (es lo que tiene…), así que salimos prestos hacia Arroyo de Las Fraguas dejando atrás las reses que pastan a sus anchas por estos lares, y tras la foto delante de una bonita casa particular, seguimos ruta llegando a La Nava de Jadraque. Todavía los huertos de esta zona lucen vigorosos y dan a sus habitantes ricas hortalizas para llevar a la mesa.

Nuestro siguiente pueblo es, como lo llama Miki, un “hueso”. No solo porque esté abandonado desde hace décadas sino porque la carretera está sin asfaltar. Bueno, lo de carretera es un decir… Tras hacer un poco de “enduro” (el “Grani” se va a reir de nosotros por llamar enduro a esto), llegamos a las ruinas de lo que un día fue el pueblo de Las Cabezadas. Andamos con mucha precaución para no molestar a las abejas de las colmenas que aquí encontramos. La miel de Guadalajara es un tesoro que ellas saben defender muy bien. No conviene discutir con las abejas…

Nuestra siguiente parada es Semillas, precioso pueblo. Una vez más, dan ganas de quedarse por aquí pero el sol está ya en todo lo alto y montar en moto con más de 37ºC no es muy recomendable, así que vamos a por nuestra última parada de hoy: Robredarcas. Otro “hueso” porque hay que volver a hacer “enduro” y atravesar por caminos un espeso bosque en explotación de altos y rectos pinos, de donde se obtiene madera para innumerables usos, y así llegar a otro pueblo ya abandonado, o mejor dicho, lo que queda de él. No hay ni cartel así que toca un poco de “edición” en la foto. La Naturaleza Obstinada de mi amigo Juan Solo, se ha hecho con todo ello y la espadaña de la antigua iglesia del pueblo es lo poco que queda aun en pie.

Volvemos a Guadalajara Capital por Cogolludo y Mohernando sufriendo una temperatura infernal y soñando con una jarra de…  pero eso ya es otra historia…

 

Mapa de la ruta

Mario

Mario

de Cuevas Labradas a Lebrancón

de Turmiel a Teroleja

de Luzón a Huertapelayo

de Novella a Balbacil

de Esplegares a La Loma

LEAVE A COMMENT