de Sacecorbo a Trillo

¿Dónde quieres ir hoy?

Sube a tu moto y disfruta de magníficas rutas visitando "Pueblo a Pueblo" la provincia de Guadalajara -España-

de Sacecorbo a Trillo

Estamos en el último sábado de la primavera y ha amanecido con un cielo totalmente despejado, 12º de temperatura (que no subirá por encima de 20 o 22º) y con el viento en calma, así que nos preguntamos… ¿Qué hacemos?…

“¡Qué vamos a hacer! Coge la moto y… al lío!”

Son las 8:30 de la mañana en “Cuatro Caminos”y tras intercambiar abrazos e información de lo acontecido en las últimas semanas, decidimos subir hacia Sacecorbo por la A2 hasta Torija, después Brihuega y el valle del Tajuña “aguas arriba” curveando con el río a nuestra derecha hasta conectar con la carretera que llega a Cifuentes para desviarnos allí y tomar la CM-2021 que nos llevará a nuestra primera parada de hoy: Sacecorbo. Allí comenzamos nuestras paradas y nos hacemos una foto en la puerta de la Ermita y sacamos otra del campanario de su coqueta iglesia.

Canales del Ducado, Guadalajara, España

Vistas desde Canales del Ducado, Guadalajara, España

Continuamos ruta dirección al Parque Natural de Alto Tajo pero antes nos desviamos a nuestra izquierda para bajar hasta Canales del Ducado, un pequeño pueblecito en mitad del monte que nos recibe con el canto de los pájaros en esta bonita mañana de junio. Miramos a nuestro alrededor y vemos una gran masa de pinos que se extiende hasta perderse por la línea del horizonte.

Volvemos sobre nuestros pasos para coger la GU-929 y a través de un asfalto impecable y de un buen puñado de curvas “de esas que tu ya sabes” llegamos a Ocentejo, antesala del Rio Tajo. Aquí nos encontramos con el paraje conocido como el Hundido de Armallones, donde años atrás hemos disfrutado de la pesca de la trucha autóctona de esta zona. ¡Qué maravilla de lugar!

puente sobre el rio Tajo. Valtablado del Río, Guadalajara - España

puente sobre el rio Tajo. Valtablado del Río, Guadalajara – España

Un kilómetro más abajo, ya casi llegando a Valtablado del Río, nos detenemos en el puente sobre el rio Tajo y descubrimos las aguas cristalinas que discurren por este precioso rincón de Guadalajara y la fauna que aquí habita. Los buitres leonados y otras rapaces sobrevuelan el cañón, mientras las truchas comparten aguas con barbos y otros peces. De nuevo los recuerdos de inolvidables jornadas de pesca con la mejor compañía asaltan mi cabeza.

Pero hoy hemos venido a rodar en moto, así que… ¡vamos allá!

La GU-929 se estrecha y se retuerce cada vez más, pero el asfalto sigue siendo absolutamente impecable, así que los siguientes 20 kilómetros nos parecen solo 5 o 6, jeje… y en un abrir y cerrar de ojos llegamos a Arbeteta. Allí nos recibe primero su castillo (bueno, lo que queda de él que no es mucho) y la torre de su iglesia con una peculiar veleta en lo alto. Si no la has visto nunca, no te la pierdas. No te dejará indiferente. Entramos en el pueblo y parece que están en fiestas. En la plaza nos recibe una charanga que ameniza con su música nuestro paso por esta bonita villa.

Arbeteta, Guadalajara, España

Veleta en lo alto de la iglesia de Arbeteta, Guadalajara, España

Continuamos hacia El Recuenco, pequeño y bonito pueblecito situado al sur de la provincia entre La Serranía de CuencaLa Alcarria y El Alto tajo. La bajada hasta allí supone de nuevo el disfrute de una carretera que discurre curva tras curva con un asfalto de primera.

Damos desde aquí nuestra más sincera enhorabuena a los responsables del mantenimiento de nuestras carreteras. Están haciendo un trabajo magnífico, aunque si se dieran también una vuelta también por algunas zonas del “Señorío de Molina” (Puente de San Pedro hacia arriba) ya sería perfecto.

Tras nuestra visita al El Recuenco, volvemos sobre nuestros pasos para disfrutar del mismo tramo, esta vez hacia arriba. Parece mentira lo que cambia una misma carretera dependiendo del sentido en el que se haga, aunque esta vez, el disfrute está al mismo nivel 😉

Llegamos al cruce de la CM-2015 y giramos a la izquierda para enseguida llegar a Peralveche. Desde allí nos planteamos la posibilidad de acercarnos a Villaescusa de Palositos, pero desechamos la idea porque sabemos que, además de estar abandonado, está también vallado, lo que nos impedirá llegar hasta allí. Quizá en otra de nuestras rutas intentaremos acercarnos…

Continuamos ruta por la CM-2115. ¡Madre mía que carreteras!

No sabemos si es que lo hemos cogido con ganas después de varias semanas “en boxes” o simplemente es que el día y el asfalto acompañan, pero hoy estamos disfrutando de nuestras motos como niños.

Nos desviamos a la derecha para seguir curveando por otra carreterilla estrecha de asfalto perfecto hasta llegar a Morillejo, famoso por su orujo de gran paladar y desde allí divisamos “Las Tetas de Viana”, señal inequívoca de nuestra proximidad ya a nuestro último destino de hoy: Trillo.

Tetas de Viana

Las Tetas de Viana vistas desde Morillejo, Guadalajara, España

Pero antes de llegar allí, nos detenemos en Azañón y nos hacemos una foto en la plaza de la iglesia, donde conocimos a un simpático lugareño que nos mostró la higuera que crece en lo alto de la torre de la iglesia. “…Esos higos son difíciles de coger…”comentamos entre risas con nuestro nuevo amigo, que resultó ser un Sub-Teniente de la Guardia Civil con más de 50 años de servicio a sus espaldas. Lástima no disponer de más tiempo para poder escuchar sus relatos que, con toda seguridad, habría estado encantado de compartir con nosotros.

Plaza de Azañón

Plaza de Azañón, Guadalajara, España

Unos pocos kilómetros más y llegamos a Trillo.
Con diferencia, es la población más poblada (valga la redundancia) de todas las que hemos visitado hoy. El ambiente es hoy muy ajetreado. Se nota la proximidad del verano y las vacaciones…

Aparcamos nuestras monturas, no sin dificultad porque cientos de coches se agolpan por las calles. Nos asomamos a “La Tajonada”para comprobar cómo baja el rioTajo aquí, y también a “Las Cascadas”, donde el rio Cifuentes se descuelga por las rocas formando un rincón con especial encanto, donde además, se puede uno quedar a comer o simplemente a tomar un refrigerio mientras se disfruta del entorno y del refrescante sonido del agua.
Sin duda Trillo es un lugar de Guadalajara al que nos encanta venir y, si no has estado nunca, te recomendamos venir a conocerlo.

cascadas del rio Cifuentes

cascadas del rio Cifuentes a su paso por Trllo, Guadalajara, España

Regresamos ya a casa pasando de nuevo por Cifuentes y Masegoso, descendiendo por el valle del Tajuña dirección Brihuega y Torija.
¿Qué tendrá el valle del Tajuñaque tanto nos atrae?

Quien sabe… 😊  Saludos en V’ss para tod@s.✌️

Pd. Si te ha gustado esta ruta, te invitamos a escribir un comentario en el blog.

También nos puedes seguir en nuestro perfil de Facebook, Instagram o Youtube. Estás invitad@!

mapa de la ruta

 

 

Mario

Mario

de Escamilla a Casasana

de Alhóndiga a Auñón

de Cuevas Labradas a Lebrancón

de Turmiel a Teroleja

de Luzón a Huertapelayo

LEAVE A COMMENT